Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
UA-84871867-1

Fuegos artificiales. Efectos, elementos o artificios

Lo efectos que a continuación señalamos pueden realizarse (dispararse) desde varios artificios diferentes (entendidos como continentes). Tan sólo apuntar que algunos efectos sólo se pueden disparar desde ciertos elementos o contenedores, porque las características de forma, tamaño, etc. del elemento que los contienen son los que permiten su determinada o exclusiva forma de apertura.

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia

Son cuatro las principales familias de elementos o artificios contenedores las que podemos encontrar actualmente en pirotecnia.

Debido a la importancia que han adquirido, los autores, han añadido una quinta familia, para poder incluir las cajas mecanizadas o cajas chinas.

Las principales familias de elementos son las siguientes:

  1. Carcasas: Consiste en un recipiente que es expulsado de un cañón gracias a los gases generados por la pólvora de tiro. Durante su ascenso lleva una espoleta que retarda la ignición del interior del artefacto hasta una altura determinada previamente. una vez ha llegado a la altura deseada, el fuego se comunica al interior de la pieza activando el resto de las partes de la misma

    • Esféricas: Redondas, como una pelota o un balón. Una vez que la espoleta deja pasar el fuego al interior de la carcasa deflagra una mezcla de apertura, que al tiempo que enciende las diferentes perlas o estrellas que harán los colores, rompe la carcasa o cáscara exterior y proyecta todo expandiéndolo con la misma forma que estaba proyectado en el interior.

    • Cilíndricas: Llamadas así porque tienen esta forma. Este tipo de carcasa es la más sofisticada en cuanto a mecánica. Por emplear una analogía diremos que se trata de una pieza madre con crías interiores. Llegado el fuego al interior del artificio, una pequeña carga enciende las crías interiores, al tiempo que las proyecta o lanza deshaciendo el paquete madre (carcasa) donde iban contenidas. La violencia y velocidad de la trayectoria ascendente que llevan suele hacer que las crías interiores salgan despedidas siguiendo el impulso que llevaba la pieza madre

  2. Candelas: Se trata del mismo principio de funcionamiento que las carcasas (por confinamiento de gases que intentan salir del tubo o cañón, y así, proyectan una carga que sale ya encendida), pero en pequeño formato. Y además, conteniendo varios artefactos interiores montados uno sobre el otro dentro de un cilindro que los irá disparando de forma sucesiva y automática. Varían en altura según el diámetro y pueden hacer muy variados efectos.

    • Candela romana: Dispara pastillas sucesivas que, a efectos ópticos, son grandes bolas de color que ascienden hasta media altura.

    • Bombero: Algunos profesionales nombran las palabras bombero y candela de forma indistinta. Cualquier otro efecto que no sea el de candela romana, contenido en un tubo de candela, podría llamarse bombero. Con un bombero se pueden realizar desde disparos de efectos de mosaico, hasta volcancitos de truenos o serpentinas.

  3. Cartuchería: Cohetería, lucería y truenos. Se basaban en pequeños cartuchos o cilindros de cartón rellenos de mezcla pirotécnica, prensada y puesta de manera tal que al arder produzca el efecto deseado.

    • Cohetes o salidas: Los cartuchos están cerrados por uno de sus lados, de manera que se cargan desde el otro extremo. que después también se cierra, pero dejándole un oído o agujero suficiente para que por ahí pueda entrar la mecha (y el fuego) y luego salir el producto y los gases de la combustión.

      • Voladores o cohetes de varilla o caña: Conocidos también como salidas. Muy característicos y fáciles de identificar porque llevan una varilla o palo a modo de timón para dirigir su ascensión. Tienen un alma interior (o parte vacía) para que la superficie en combustión sea mayor y así se generen gases en suficiente cantidad como para impulsar todo el artificio hacia arriba. En este artificio el cohete va orientado hacia abajo, para servir de propulsor; en la parte superior puede llevar una cabeza de trueno o de color

      • Surtidores y fuentes: Existen dos diferencias principales respecto a sus hermanos voladores: 1) No tienen varilla, caña o timón que marque la dirección y dirija su movimiento; suelen utilizarse de forma fija para impulsar ruedas giratorias, para lograr un efecto de fuente o ser disparados dejándolos sueltos para que se muevan libremente como tipos de cohetes borrachos o buscapies; también pueden usarse para hacer realizaciones teatrales como correfocs o dimonis. 2) Tienen una mezcla pirotécnica expresamente ideada para lucir bien las chispas, añadiéndoles limaduras de metales para que su incandescencia y reacción provoquen mucha más viveza y brillo.

    • Lucería: En esta familia entran todos aquellos elementos de cartuchería que no están confinados o cuyo efecto no tiene potencia de proyección de gases, ni apenas chispas, pero si de luz. Todos los artificios del tipo de las lanzas de lucería, los minados o botafuegos, tubitos para cascadas, bengalas, incendios e incluso humos podrían incluirse en este grupo.

    • Truenos: Artificios confinados. Son los que se utilizan para realizar efectos de truenos, con cargas explosivas confinadas en el cartucho para que al llegar el fuego este explotase haciendo un gran estruendo y proyectando el cartón a modo de metralla de corto alcance. Dentro de este tipo de elementos de cartuchería para trueno encontramos: truenos de mecha, masclets, petardos, rastres, etc., e incluso pondríamos el tradicional y valenciano tro de bac (cuya fabricación no está permitida, pero se continúa a base de moratorias)

  4. Volcanes o minas: Tienen forma de cilindro corto y ancho o de tambor. Realizan eminentemente efectos de volcanadas (proyecciones instantáneas y violentas de color o efectos). Los más elaborados, con varios artificios que salen al unísono cubriendo varias alturas, son las cantarellas, que toma el nombre, por remota analogía, de un tipo de cañón antiguo.

  5. Cajas mecanizadas o cajas chinas: Este tipo de artificio responde al mismo funcionamiento que una carcasa. El artificio viene ya montado con muchos tiros secuenciados que se van disparando solos. Las cajas mecanizadas están compuestas por un gran número de pequeños cilindros conectados con una mecha lenta o rápida por su base.

  6. Por último, dentro de los diferentes elementos y artificios de la pirotecnia recreativa, encontramos el estopín o mecha, que se fabrica impregnando pólvora negra humedecida con alcohol sobre hilos de algodón. Otros productos, como los retardos y espoletas (mechas de barreno y portuguesas, por ejemplo), hoy en día, es muy habitual que los disparos se realicen mediante ignición eléctrica, de modo, que han tomado especial protagonismo los inflamadores o cebos eléctricos. Otra opción es la del encendido eléctrico mediante cajas de disparo, donde el pirotécnico dispara cada vez que aprieta el botón correspondiente.

 

Fuentes consultadas:

  • Archivos autores

  • Archivo del Reino de Valencia

  • Archivo Histórico Municipal

  • Biblioteca valenciana

  • Biblioteca Histórica de la Universidad de Valencia

  • Archivo de la Diputación provincial de Valencia

  • Hemeroteca valenciana

  • Wikipedia

Bibliografía

  • Pirotecnia en Valencia de José Enrique Ferriols Monrabal, Mikel Pagola Erviti y Juan José Solá Palmer

  • El arte de los fuegos artificiales. Biblioteca Ilustrada de Joaquín Vinardell

  • Fallas de Valencia. “La pólvora, una afición que imprime carácter” José Enrique Ferriols Monrabal.

By | 2018-02-24T12:25:34+00:00 junio 30th, 2017|Portal fallero|Comentarios desactivados en Fuegos artificiales. Efectos, elementos o artificios

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia