Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
UA-84871867-1

Bases históricas como reino cristiano VI

Bases históricas como reino cristiano VI

Instituciones valencianas pioneras de origen medieval

La importancia que Valencia llegó a alcanzar a lo largo de su historia y muy especialmente durante la Edad Media y primeros años de la Moderna, se pone de manifiesto en el número de instituciones que datan de entonces y que más o menos evolucionadas han llegado hasta nuestros días, siendo precisamente en Valencia donde muchas de ellas se originan.

Muchas han dado lugar, como base estructural, a reglamentaciones que hoy todavía están en vigor.

Entre estas instituciones se encuentran:

  1. El Tribunal de las Aguas de la Vega de Valencia

  2. Consell València

  • Consolat del Mar

  1. Centenar de la Ploma

  2. Taula de Canvis y deposits de la ciudad de València

  3. Reglamentación del “Partit” o “Mancebía”

  • Casa Hospital de Nuestra Señora de los Inocentes y desamparados

  • Colegio de Niños Huérfanos de San Vicente Ferrer

  1. Estudio General y la Universidad de Valencia

  2. Colegio del Arte Mayor de la Seda

  3. Academia de los Nocturnos

Bases históricas como reino cristiano VI

Instituciones valencianas pioneras de origen medieval

El Centenar de la Ploma

Con el nombre de Centenar de la Ploma, se designaba a una compañía de 100 ballesteros, vecinos de Valencia y menestrales (menestral es un término asociado a los trabajadores que desarrollan diversos oficios, preferentemente mecánicos, posteriormente fueron considerados pequeña burguesía), cuya principal misión era escoltar y defender la “Senyera” cuantas veces salía de campaña y siempre que se llevaba en forma.

Aunque su pie y fuerza en su principio solo fue de 100 ballesteros, llegó a contar, en ocasiones, hasta 200.

Era un cuerpo de guardias cívico cuyo jefe era el Justicia Criminal de la ciudad.

El nombramiento de los individuos correspondía a este con los Jurados.

Las cualidades que se exigían a los aspirantes para ser nombrados eran: honradez, aptitud y ser vecino de Valencia.

Se les tomaba juramento en la iglesia de la Cofradía de San Jorge, obligándose por él a servir a S.M. y a la ciudad.

La compañía estaba dividida en escuadras o decurias a cuyo frente había un cabo de escuadra.

Debían estar prestos para cuando la ciudad les llamase, bien para reprimir tumultos o acompañar la bandera.

Se cree que su fundación  se debió a Jaime I, pero militarmente  no se organizó hasta 1.342, durante el reinado de Pedro II de Valencia “el Ceremonioso”, en el que un acuerdo del Consell General dispuso que el Justicia y Jurados retribuyesen a 100 hombres de a caballo y tantas lanzas y ballesteros cuando bastasen al número de jinetes, porque para vengar la injuria inferida por el señor de Pego, apresando a Estevan Corts, notario y ciudadano de Valencia, la ciudad sacó la bandera.

El 3 de junio de 1.365, Pedro II concedía grandes preeminencias a la compañía del Centenar de la Ploma, que concurrió al asedio de Murviedro (Sagunto) y en 1.371, les otorgaba el Privilegio de crear una cofradía bajo la advocación de Nuestro Señor Dios y San Jorge su patrono.

Su uniforme se componía de una sobrevesta (túnica sin mangas cubierta por delante en su mitad inferior y forrada de armiños o de una tela de color vistoso) de tafetán blanco con la Cruz de San Jorge, roja en el pecho y en la espalda; su armamento, la ballesta o el arco.

En el casco llevaban como adorno una pluma, de ahí su nombre, y el lema de su escudo, traducido del latín rezaba:

En Vos, Señor, esperé; confundido no seré”.

La ciudad  cuidaba de mantener la disciplina e instrucción de esta fuerza y hacía que se ejercitase en el manejo de su arma, para lo cual disponían de un local, llamado la ballestería, contiguo a la cofradía, que ocupaba el espacio que actualmente corresponde a la parte del teatro Principal recayente a la calle de las Barcas y de otro situado a espaldas de la iglesia de Santa Úrsula, en el muro de la puerta de Quart donde la compañía acudía a ejercitarse los domingos, recompensando la ciudad a los más certeros.

Con la introducción de las armas de fuego, los ballesteros adoptaron el arcabuz como arma, constando que en 1.519 ya había arcabuceros y para su entrenamiento se dispuso de otro local, la escopetería.

En 1.575, la ciudad estableció dar un premio al mejor tirador de arcabuz y al año siguiente fueron dos: uno para los arcabuceros y otro para los ballesteros, era el tiro nacional de su época.

Entre los privilegios que gozaban, estaba el del uso de armas.

Bases históricas como reino cristiano VI

Instituciones valencianas pioneras de origen medieval

El Centenar de la Ploma

En 1.626, se registra una súplica a S.M. por parte de los tres brazos: eclesiástico, militar y real, que se guardasen inviolablemente a la compañía sus prerrogativas, ya que se habían entrometido algunos oficiales reales a quitar las armas a los ballesteros, a lo que accedió el rey.

A cada ballestero se le daba un diploma en pergamino que acreditaba su situación  y la de su paje o compañero.

El cuerpo dejó de existir en 1.707, cuando Felipe V quito el régimen foral.

La casa ingresó en el Fisco y sirvió de almacén de leña para la provisión de la tropa.

En la actualidad existe una asociación cultural que recoge la tradición de aquel cuerpo de guardia.

Fuentes consultadas:

Bibliografía

  • Guía de la ciudad de Valencia. Mª Ángeles González Gudino

  • Almela y Vives, Francesc. Pere Balaguer y las Torres de Serranos.

  • Badía, A. y Pascual, J. Las murallas árabes de Valencia.

  • Ayuntamiento de Valencia. Las Torres de Serranos y de Quart. La ciudad amurallada de Valencia.

  • Cervera Arias, Francisco y Mileto, Camilla. Las Torres de Serranos. Historia y restauración.

  • Lerma Alegría, J.V. La ampliación de la muralla y el nuevo recinto urbano.

  • López Cavero, Javier. “Torres de Serranos”. Guía de Museos y Monumentos Municipales.

  • El plano de Valencia de Tomás Vicente Tosca.

  • Ferreres Carbonell, José. Cárceles Torres de Serranos. 1.880.

  • Blázquez Izquierdo, Carmen. Historia de una restauración. La Puerta de Serranos.

  • López Cavero, Javier. “Torres de Quart”. Guía de Museos y Monumentos Municipales.

Fotografía

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia

By | 2019-06-19T09:41:10+00:00 junio 19th, 2019|#Portal Historia, Bases Históricas, Inicio cristiano|Comentarios desactivados en Bases históricas como reino cristiano VI

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia