Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
UA-84871867-1

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia

Valencia debe su existencia al río Turia. La ciudad fue fundada por los romanos sobre una isla en medio del río y desde entonces su historia ha estado marcada por el curso de las aguas.

En 1957, Valencia sufrió una terrible riada, que dejó sin hogar a miles de valencianos.

Pincha aquí para ver el mapa de la ruta

Para evitar que el desastre pudiera volver a producirse, se diseñó el Plan Sur, que desvía el cauce del Turia fuera de la ciudad. Hoy el antiguo cauce del río es un lugar para el deporte, el ocio y la cultura. En él se han construido jardines, centros deportivos y culturales, como el Palau de la Música y la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Pero además, en los márgenes del río se encuentran algunos de los principales monumentos y museos de la ciudad. Este paseo recorre el viejo cauce del río Turia, de norte a sur, para visitar sus jardines, los puentes que lo surcan y los museos que se encuentran en sus márgenes.

El recorrido comienza en el Jardín Botánico que data del siglo XVIII y continua en el Jardín de las Hespérides, en el que pueden contemplarse las esculturas de hierro forjado diseñadas por el yugoslavo Miklos Palfy que representan la leyenda de Hércules, quién para conseguir la inmortalidad, intenta robar los frutos de oro -las naranjas- a las Hespérides. Éstas, al no poder impedirlo, se transforman en árboles.

La siguiente parada es el Paseo de la Pechina, en el que destacan el Frontón de lo Rat Penat, la escultura de San Pedro Pascual, la de San José, la estatua de la Virgen del Carmen y el busto de la tonadillera Concha Piquer. En este punto nos encontramos con el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) y el Centro Cultural de La Beneficencia.

El IVAM es uno de los principales museos de arte contemporáneo de España. Además de la programación temporal, el museo cuenta con exposiciones permanentes que el visitante puede disfrutar en cualquier momento en las dependencias del Centro Julio González o en la Sala de la Muralla. Por su parte, el Centro La Beneficencia, en la calle Corona 36, es un gran complejo cultural donde están ubicados el Museo de Prehistoria y el de Etnología, que destacan por la calidad y cantidad de piezas referenciadas. Si avanzamos un poco más llegamos al Puente de la Trinidad. En él pueden contemplarse las esculturas de Santo Tomás de Villanueva y San Luis Beltrán. Fueron realizadas por el artista genovés Giacomo Antonio Ponzanelli en el siglo XVII.

Al otro lado del Puente de la Trinidad se llega al Museo de Bellas Artes de Valencia San Pío V de titularidad estatal. Ubicado en el antiguo Colegio San Pío V, posee una magnífica colección de tablas góticas medievales de los denominados “primitivos valencianos”. Entre las pinturas que se pueden contemplar destaca, por su singular belleza, la tabla de la Virgen de las Fiebres, única obra conocida de Il Pinturicchio en España.También son reseñables el San Juan Bautista de El Greco, el retablo de la Cartuja de Portacoeli de Francisco Ribalta y el autorretrato de Diego Velázquez. Entre las demás obras que conserva el museo, hay que señalar de Vicente López, las composiciones marianas de la Virgen de la Misericordia y la Virgen de la Merced Redentora. De Francisco de Goya, el Retrato de Doña Joaquina Candado y el fabuloso Retrato de Francisco Bayeu.

Junto al museo se encuentran los Jardines del Real o Jardines de Viveros, en los que se reúne una interesante colección de esculturas entre las que destacan: el Monolito a Antonio Machado y las esculturas mitológicas de Diana, Venus, Apolo, Plutón o Vulcano. También se puede observar una réplica de la Dama de Elche, el busto femenino ibérico descubierto en la Alcudia ilicitana.

Si cruzamos ahora el puente del Real, nos acercamos a la Plaza del Temple, en cuyos alrededores se hallan los bustos de Bernardo Ferrándiz, el Pintor López e Ignacio Vergara.

En la plaza de Tetuán se encuentra el Palacio de Cervelló, rehabilitado para sede del Archivo Municipal, este Palacio va a destinarse, principalmente, a espacio museográfico y espacio de uso público e investigación. En la misma Plaza de Tetuán está la estatua de San Vicente Ferrer que fue realizada para proteger a la ciudad de una epidemia en el año 1677. Frente a la estatua se halla el antiguo Convento de Santo Domingo, actual Cuartel General de la Fuerza de Maniobra.

De nuevo en la margen derecha del Turia nos encontramos con la Plaza de América, donde está emplazado el monumento de La Victoria del escultor Antonio Sacramento. A la izquierda podemos contemplar el más original de los puentes, el conocido como Puente de las Flores, siempre decorado con flores naturales.

Junto a la plaza se sitúa también el Puente de Aragón. En el cauce del río, a la altura de este puente se encuentra el Palau de la Música, obra de José Mª Paredes, considerado uno de los mejores auditorios de España.

En los jardines de este tramo se puede apreciar cómo el arquitecto Ricardo Bofill reivindica la mediterraneidad por el uso reiterado de las palmeras, y el origen clásico en las columnas dóricas, elemento básico de la decoración de los mismos. Más adelante se encuentra el parque infantil Gulliver, que hará la delicia de los más pequeños.

El siguiente puente es el Puente del Reino, en el que cuatro estatuas neogóticas realizadas en bronce y dispuestas por parejas en las entradas al puente, velan, según la tradición, por la protección divina del puente. Más allá del Puente del Reino, el cauce del Turia se abre y comienza la Valencia moderna, con la Ciudad de las Artes y las Ciencias al frente.

By | 2018-02-24T12:14:49+00:00 diciembre 20th, 2016|Rutas|Comentarios desactivados en RUTA: Un rio de cultura Museos

Si te gustan nuestros artículos puedes suscribirte a los boletines semanales con las últimas noticias sobre la historia de Valencia